Patrimonio marítimo inmaterial

El patrimonio se divide en 2 áreas principales, el patrimonio natural y el patrimonio cultural. Dentro del patrimonio cultural se establece otra división que diferencia otros 2 tipos, el patrimonio cultural tangible, que se puede tocar, y el patrimonio cultural intangible, que en el caso del patrimonio marítimo comprende las tradiciones o expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados y transmitidas a nuestros descendientes; tradiciones orales, usos sociales, rituales, actos festivos, conocimientos y prácticas relativas a la naturaleza y el universo, saberes y técnicas vinculados al mundo del mar…

 Imagen

Este patrimonio, también llamado inmaterial, es un patrimonio vivo, está formado por las tradiciones que se transmiten por medios orales, gestos y comportamientos, y se modifican con el transcurso del tiempo a través de un proceso de recreación colectiva. Para muchos pueblos representa una identidad profundamente arraigada en su historia. La tradición es un agente de transmisión de saberes y experiencias, pero también es factor de cambio, por estar siempre asociado a la acción.

Imagen

Los Alcázares (Murcia). 12 de Octubre. Peñas elaboran “caldero” en la playa,  el plato típico del Mar Menor, a base de arroz y pescado.

De los pueblos de España que más relación tienen con el mar, el gallego es de los que más cuida su patrimonio marítimo inmaterial como podemos apreciar en la actual Lei de Patrimonio Cultural de Galicia”, que nos sirve como ejemplo para entender la amplitud que puede llegar a tener este patrimonio, como podrán ver a continuación:

• Tradición y expresión oral (romancero, cuentos, leyendas, refranes, dichos, adivinanzas, cancionero…)

• Folclore (danzas, representaciones, música…)

• Sistemas de reparto

• Unidades de medida

• Organización a bordo

• Toponimia costera e hidrotoponimia (de superficie y subacuática)

• Nomenclatura

• Lengua

• Conocimientos y técnicas de trabajo y sobre el medio natural:

– Pesca, marisqueo y acuicultura

– Pequeño y gran cabotaje

– Actividades de conservación, transformación y transporte de pescado, marisco y algas

– Sistemas de conservación y protección de los recursos pesqueros

– Confección y reparación de aparejos y utillaje

– Construcción naval (carpintería, velería, metalurgia, cordelería y cabullería…)

– Navegación

– Submarinismo

– Estiba y desestiba

– Servicio de puerto

– Vigilancia y señalización

– Salvamento y socorrismo

– Varada

– Recogida de residuos

– Artesanía variada (cestería, ropa de aguas, tonelería, zuecos…)

– Maquetismo

• Usos y costumbres de las gentes del mar (vida cotidiana, juegos, sociabilidad…)

• Gastronomía

• Medicina tradicional

• Ritos y creencias (cosmovisión, mitología, simbología, religiosidad…)

• Fiestas y celebraciones (eventos navales, procesiones marítimas…)

• Deporte relacionado con el mar (regatas, travesías, distintas modalidades deportivas…)

• Sistemas de reproducción de conocimientos (transmisión informal, planes de estudios de escuelas pesqueras, náuticas, construcción naval, submarinismo…)

• Asociacionismo marinero y naval:

– Gremios

– Cofradías de Pescadores

– Cooperativas y organizaciones de productores

– Agrupaciones marineras (para el trabajo colectivo, de defensa, benéficas, socorros, etc.) y de mariscadores

– Colectivos de armadores y navieros

– Sindicatos (pescadores, marineros, estibadores, trabajadores/as del puerto, de la conserva y salazón…)

– Asociaciones de fabricantes de conserva y salazón

– Agrupaciones de constructores navales

– Clubes náuticos y deportivos

– Sociedades de Salvamento

– Mutuas de Seguros Navales

• Ciencias del mar (historia, etnografía, antropología, linguística, biología…)

• Intercambios con otras culturas marítimas

• Creación cultural, anónima o de autor, que tenga como referencia el mundo del mar

En Patrimonio Marítimo y Subacuático de la Región de Murcia queremos abarcar todo lo relacionado la Mar, y dada la cercanía de la Semana Santa, una de las festividades más antiguas y arraigadas de España y por ende de la Región de Murcia, vamos a aprovechar para entrar en el patrimonio marítimo inmaterial en lo referente a la religiosidad en la próxima publicación.

Como no podía ser de otra forma, comenzaremos en Cartagena, donde la Semana Santa es la tradición más querida por sus ciudadanos y con más de trescientos años antigüedad se ha convertido en una seña de identidad.

Cartagena durante su dilatada historia ha tenido, y tiene, una intensa relación con la Mar, su fantástico emplazamiento la convirtió en un gran puerto del Mediterráneo que sería también elegido por la Armada para instalar una de sus principales bases navales. Es una ciudad castrense y marinera, y esas cualidades están presentes en muchos ámbitos.

La Semana Santa cartagenera está impregnada de ese carácter marítimo y militar, creándose una unión especial entre esta tradición religiosa, los ciudadanos, la Armada y la Mar. Esto sucede especialmente con San Pedro Apóstol, dada la vinculación del Santo con la Armada y con los hombres de la mar.

san pedro arsenal

San Pedro en el Arsenal de Cartagena el Martes Santo.

 

Como aperitivo, les dejo la revista del Almirante en la Plaza de Armas del Arsenal al piquete de Infantería de Marina que escolta a San Pedro cada Martes Santo en Cartagena.

 

Fuentes:

–          http://culturamaritima.org/files/galiciayelpatrimoniomaritimo.pdf

–          PH Boletín del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, nº52, febrero 2005.

–          http://www.sanpedroapostolcartagena.es/

El Pecio Romano de Punta de Algas

Continuando con el estudio de los pecios de las costas murcianas, abordaremos el Pecio Romano de Punta de Algas, datado entre el 125 a.C. y el 26 a.C. (Final s. II a. C. – Mediados s. I a.C.), un pecio importante en la historia de la arqueología subacuática española por ser el primer yacimiento subacuático en el que se aplicó metodología arqueológica consiguiendo unos resultados científicos que quedaron reflejados en publicaciones especializadas.

Su ubicación se encuentra en las costas del municipio de San Pedro del Pinatar, donde hay accidente geográfico que conforma una de las entradas de agua del Mediterráneo hacia el Mar Menor. Que era uno de los puntos de acceso de embarcaciones en época antigua a la laguna salada y estaba a poca distancia del poblado minero de cabezo Agudo (La Unión), lo que explica la abundancia de restos y pecios en la zona.

Pero la principal causa de la presencia de varios pecios de época antigua en esta parte del litoral se debe a la cercanía del puerto de Carthago Nova. Cartagineses y romanos encontraron en esta ensenada el lugar idóneo para establecer una ciudad que creciese próspera de la mano del comercio marítimo y la explotación de las minas  próximas.

         Playa de La Llana en el municipio de San Pedro del Pinatar

Punta de Algas

map

En este mapa podemos observar la situación de Punta de Algas respecto al Mar Menor, la zona de explotación minera y el  puerto de Carthago Nova.

En 1959, el aviso de un pescador que había enganchado sus redes con distintos restos anfóricos, puso en alerta a Julio Mas, uno de los pioneros de la arqueología subacuática en España, quien con  la ayuda de los profesionales del Centro de Buceo de la Armada de Cartagena inició los trabajos de prospección en la zona para delimitar su extensión y procedencia.

Entre 1959 y 1960 se realiza una primera excavación dirigida por Julio Mas y Pedro Antonio San Martín, en la que participa un equipo mixto de buzos clásicos y otro de los primeros buceadores autónomos de la Armada que hacían allí sus prácticas.

 buz

Julio Mas y Luis Gil de Pareja extrayendo la primera ánfora del pecio de Punta de Algas (1959).

Desde ese momento y hasta los años 70 se sucederán una serie de campañas de excavaciones subacuáticas que se convertirían en una de las primeras con un enfoque y metodología arqueológica en España. Procediéndose a la cuadriculación del terreno y documentándose con fotografía y dibujo cada una de ellas.

En octubre de 1970 se presentan los resultados en el IV Congreso Internacional de Arqueología Submarina que tuvo lugar en Niza, donde se da a conocer este pecio y el de El Capitán. A partir de ese momento el nombre de España se unirá al selecto grupo de países implicados en esta joven rama científica de la arqueología, la subacuática, liderada hasta ese momento por Francia e Italia.

Así, el mimo año 1970, el Ministerio de Educación y Ciencia creó el Patronato de Excavaciones Arqueológicas Submarinas de la Provincia Marítima de Cartagena y también el de Baleares. Por primera vez en España se institucionalizaba la arqueología subacuática, reconociéndose una realidad preexistente de la que Julio Mas era ya parte substancial desde que en 1959 dirigió la excavación arqueológica subacuática del yacimiento de Punta de Algas.

La excavación de Punta de Algas fue innovadora tanto por los medios utilizados (coexistieron buzos clásicos y autónomos), como por los resultados científicos alcanzados y que quedaron reflejados en publicaciones especializadas.

pec

Se encontraron los restos de un barco romano de unos 25 metros de eslora, con una carga esparcida por una zona de unos 50×25 metros y a menos de 10 metros de profundidad.

Una de las peculiaridades fue que esta excavación, permitió documentar uno de los primeros pecios con un cargamento homogéneo de Lamboglia 2 para el transporte de vino, de las que muchas de ellas estaban aún cerradas con sus opércula. En los labios de las ánforas se encontraron muchas estampillas. Una gran colección de sellos con nombres de origen griego o servil, la mayoría de ellos asociados a un segundo sello que muestra una victoria alada inscrita en un óvalo.

El hecho de que el cargamento encontrado en el pecio de Punta de Algas sea un cargamento homogéneo de ánforas Lamboglia 2 es un dato que un principio debería parecernos excepcional, pues normalmente este tipo cerámico está asociado a la exportación masiva del vino itálico de baja calidad al Mediterráneo Oriental.

Esta excepcionalidad se explica de la siguiente manera. Para la explotación de las minas de Carthago Nova, era necesaria una gran cantidad de mano de obra esclava. El gran mercado de esclavos del mundo romano se ubica en oriente, en la isla de Delos, lugar en el que se han documentado numerosos lingotes de plomo producidos en Carthago Nova. De esta manera, se ha querido ver una relación directa y un circuito comercial basado en la redistribución desde la Apulia de vino y metales ibéricos a Delos a cambio de esclavos, y de vino y esclavos a cambio de metales a Carthago Nova.

 anfo

Museo ARQVA. En la parte de Arriba, ánforas de vino y aceite. En la derecha abajo, sistemas de cierre y tapones de las ánforas, que informan de sus productores y propietarios. En la parte de abajo vemos las mercancías que salían desde Carthago Nova , lingotes de plomo procedentes de las minas del entorno.

De esta forma se explican también los numerosos sellos (a veces de inspiración oriental) de “publicani”, “negotiatores”, o “mercatores” documentados en las ánforas encontradas en Punta de Algas, que nos están describiendo una articulación compleja de un comercio centralizado por “publicani” y “negotiatores” de la Apulia. El estudio de los sellos de las ánforas junto con el de los opércula resulta muy útil para el estudio de los mecanismos de producción  en las áreas de origen.

cuello

Museo ARQVA. Cuello de ánfora del Pecio de Punta de Algas cerrado con opérculo y sello en el labio

Este tipo anfórico es muy frecuente en el área de Cartagena, sobre todo en todos los yacimientos del siglo II a.C., y se han documentado pecios que transportaban miles de estos contenedores como carga principal. En este caso, vista la cantidad de ánforas que se han documentado en el pecio, de cerca de 700 ejemplares, podemos concluir que nos encontramos ante un buque de pequeñas medianas dimensiones que tal vez, redistribuía la carga desde Carthago Nova hacia los diferentes puertos menores de la costa peninsular.

Aunque en el pecio de Punta de Algas hay homogeneidad en su tipología, existen notables diferencias en la variedad de formas. Gracias al estudio de las ánforas, se han podido tipificar 5 tipos de Lamboglia 2 con diferentes módulos de capacidad, 36-32-28-26-17.5 litros, lo cual nos indica la complejidad de comercio republicano.

 anfora

Ánfora vinaria romana del tipo Lamboglia 2. Pecio romano de Punta de Algas

Parece que  durante un pequeño periodo, la presencia de ánforas Lamboglia 2 es masiva en Cartagena y no al norte de  La Nao. La concurrencia tan localizada de esta tipología es el mejor argumento para confirmar la existencia de líneas comerciales directas para grandes cargamentos y de una red secundaria para la redistribución de estos productos.

Junto a las ánforas el barco transportaba cerámica Campaniense. También se documentaron algunos materiales pertenecientes a la vida a bordo. Aparecieron a su vez, entre las más de 500 piezas extraídas, restos de madera de encina de la nave, clavos de bronce y restos de plancha de plomo del casco, así como otros tipos de ánforas y cerámica de tipo “rojo pompeyano”. Especialmente reseñables son el cepo de ancla y el mazo de carpintero de madera para pequeñas reparaciones, hoy expuestos en el Museo Nacional de Arqueología Subacuática ARQVA.

 martillo

MNAS ARQVA Cartagena. Mazo de carpintero de ribera de madera. Pecio de Punta de Algas. s.I a.C.

FUENTES:

– MAS, JULIO. 1971. La nave romana de Punta de Algas. Revista del Noticiario Arqueológico Hispánico XIII y XIV p. 402-427 Ministerio de Educación y Ciencia, Comisaría General de Excavaciones Arqueológicas. Madrid.

–  MAS, JULIO. 1985.  El polígono submarino de Cabo de Palos : sus aportaciones al estudio del tráfico marítimo antiguo. VI Congreso Internacional de Arqueología Submarina, Madrid : Ministerio de Cultura. p. 153-171

GÓMEZ BRAVO, MERCEDES. 1994. El Centro Nacional de Investigaciones Arqueológicas Submarinas : resumen de sus principales actuaciones subacuáticas. Aula de arqueología subacuática, Murcia : Universidad de Murcia.  p. 83-93.

– MOLINA VIDAL, JAIME. 2002.  Asociación de esclavos a través de la epigrafía en el pecio de Punta de Algas (Cartagena, España) Cuadernos de arqueología marítima, Madrid : Dirección General de Bellas Artes y Archivos.

– MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE/ MUSEO ARQVA. 2012. Legado Julio Mas. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Secretaría General Técnica, S.G. de Documentación y Publicaciones.

http://ceres.mcu.es

http://museoarqua.mcu.es

http://www.regmurcia.com

El Ministerio no ofrece plazos para regenerar la bahía de Portmán

Imagen

Prospecciones en las aguas de la bahía a cargo de Aria. :: A. GIL /AGM

Los representantes de la Fundación Sierra Minera, Ecologistas en Acción, Asociación de Naturalistas del Sureste (Anse) y Liga de Vecinos enfriaron ayer la posibilidad de un pronto inicio de la regeneración de la bahía de Portmán, después de reunirse en Madrid con el director general de Sostenibilidad de la Costa y del Mar del Ministerio de Medio Ambiente, Pablo Saavedra.

Uno de los portavoces designados por los colectivos asistentes al encuentro, el coordinador de Anse, Pedro García, aseguró que en el departamento de Arias Cañete «no hay plazos, ni garantías, ni nada» en lo que concierne al nuevo proyecto de regeneración de Portmán. Según García, lo que hay en el Ministerio es «una indecisión enorme porque falta información básica».

También hubo diálogo sobre los hechos que llevaron a la paralización del anterior plan en el verano de 2012. García afirmó que les reconocieron que no se completo el proceso de adjudicación en marcha «porque no había dinero». Sobre la «perdida de un documento» que en su día, supuestamente, alegó el Ministerio para paralizar el proceso, García indicó que «ni siquiera se llegaron a abrir los sobres con las ofertas por un problema legal que le recomendó paralizar los trámites». Es más, adujo que «sería interesante que los detalles que nos han trasladado estos altos cargos pudieran explicarlos en persona a los vecinos de Portmán y a los medios de comunicación, porque difiere de la versión que luego otros trasladan», en alusión al alcalde de La Unión, Francisco Bernabé.

Yacimiento minero no natural

En cualquier caso, la propuesta de la empresa Aria «de ocupación del dominio público marítimo terrestre de Portmán» para explotación minera, «habrá de ser objeto de concesión por el Ministerio tras cumplimentar varios pasos», subrayó García, «y siempre después de que la Comunidad declare el espacio como yacimiento minero no natural, cosa que está por ver».

El resultado de la reunión no satisfizo al presidente de La Liga de Vecinos, Daniel Portero, para quien los colectivos se vinieron «de vacío y sin garantías de nada».

Sobre la convocatoria de la Comisión de seguimiento para la regeneración de la bahía, los colectivos pidieron a Saavedra que lo hiciera «pronto y en Portmán», si bien se comprometió «cuando haya una resolución de la Comunidad Autónoma y dispongan de más información».

FUENTE: http://www.laverdad.es/murcia/v/20140114/comarcas/ministerio-ofrece-plazos-para-20140114.html

La estela de los fenicios….

http://www.tv3.cat/videos/3991490/Lestela-dels-fenicis

Video-documental muy interesante en catalán/castellano sobre este yacimiento único del Bajo de la Campana. También hace referencia a la otra joya de los yacimientos subacuáticos de la Región de Murcia, el pecio de Mazarrón. El video nos permite apreciar los trabajos que se llevan a cabo en este pecio, donde se han extraído materiales de gran riqueza y variedad, además de que nos ayudará a aprender algo mas sobre los fenicios y de la historia de la Arqueología Subacuática en España. Esperemos que pronto se publiquen todos estos hallazgos y podamos disfrutar de este rico patrimonio…

Pecio del Bajo de la Campana

1

Tras conocer los pecios fenicios de Mazarrón, continuaremos nuestro recorrido por el litoral murciano dando a conocer su Patrimonio Cultural Subacuático.
En los últimos 30 años se han descubierto gran cantidad de pecios de distintas épocas, recuperándose parte de nuestra historia, ya que su excavación y estudio, nos aporta una valiosa información sobre naves, técnicas constructivas y navegación, el cargamento, rutas y relaciones comerciales, e incluso el lugar en que se encuentra permite relacionarlo con yacimientos localizados en tierra firme, contextualizando estos en un marco geográfico y cronológico más amplio.
Hoy abordaremos otro pecio muy importante, el del Bajo de la Campana, que se encuentra bajo las aguas de la isla Grosa y la isla del Farallón, en la costa de la Manga del Mar Menor. El yacimiento consta de al menos 4 barcos hundidos, uno moderno (s.XVII-XVIII) dos romanos (s.I d.C. y II a.C) y por último uno fenicio (s.VII a.C). De ellos está siendo objeto de excavación y estudio este último, del que hasta el momento se han documentado y recuperado un importante conjunto de materiales que ilustran las relaciones comerciales y los intercambios en el Mediterráneo un momento tan temprano de la Historia.
El pecio, se ha convertido en el más grande hallado hasta el momento en el Mediterráneo. Se trata de un navío fenicio de 20 metros de eslora que se hundió en estas aguas en el siglo VII a.C. y que, según han revelado sucesivas campañas arqueológicas, iba cargado con una valiosa mercancía destinada al comercio con la élite social de la época. El navío, del que ya se han recuperado más de 1.000 piezas fenicias, transportaba, además de ánforas, vasijas y otros objetos de cerámica, colmillos de marfil, lingotes de bronce, estaño y cobre, y un valioso pedestal de piedra. Todos los materiales recuperados en las diferentes campañas se hallan depositados en el ARQUA y se encuentran en diferentes procesos de tratamiento.
Al frente del rescate de este espectacular patrimonio cultural subacuático, se halla un equipo de arqueólogos procedentes de once países que, gracias a un acuerdo internacional entre el Institute Nautical of Archaeology (INA) de la Universidad A&M de Texas, el Ministerio de Cultura de España y el gobierno autonómico de Murcia,  que han llevado a cabo sucesivas campañas arqueológicas. “La primera campaña completa del pecio se realizó en verano de 2008 gracias al patrocinio de National Geographic y al apoyo del INA y del Ministerio de Cultura de España, que ha actuado a través del ARQUA (Museo Nacional de Arqueología Subacuática), de Cartagena”, explicó Juan Pinedo, codirector de las excavaciones del pecio junto con Mark Polzer, investigador del INA.